“El Bus-cador de la esperanza” inicia su recorrido por la memoria

Al igual que los memoriales del “Árbol de la esperanza” -que hay en Torreón y Saltillo- esperan que esta iniciativa pueda replicarse y abonar a la memoria y resistencia de las familias que buscan a sus seres queridos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con información de Camelia Muñoz

Saltillo, Coahuila.- El colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC) presentó “El Bus-cador de la esperanza”, una iniciativa itinerante de memoria que permitirá a las familias visibilizar su lucha en diferentes partes del estado.

“Este proyecto está pensado como un museo de memoria, la memoria de nuestros hijos, nuestras hijas y nuestros seres queridos desaparecidos contados desde sus espacios”, dijo Diana Iris García, quien busca a  Daniel Cantú Iris desde hace 15 años, durante la presentación que realizaron la tarde de sábado 2 de julio en la Plaza de Armas de Saltillo. 

Indicó que al igual que los memoriales del “Árbol de la esperanza” -que hay en Torreón y Saltillo- esperan que esta iniciativa pueda replicarse y abonar a la memoria y resistencia de las familias que buscan a sus seres queridos.

“Y seguir diciéndole al gobierno del estado que aquí estamos, no nos han vencido y seguimos con la memoria en nuestro corazón. No permitiremos que el olvido llegue”.

Indicó que el proyecto surge en parte de una necesidad que hizo más visible la pandemia y que tiene que ver con escribir el trayecto recorrido en la lucha que emprendieron hace 13 años cuando fundaron FUUNDEC. 

“Después de dos años de pandemia lo vamos a ver logrado, aquí está y es de todos y todas. Necesitamos que nos apropiemos de él para quererlo, echarle ganas y usarlo de la mejor manera para visibilizar a los nuestros”.

Detalló que el Bus-cador también servirá como una manera de que las familias puedan ofrecer un servicio de alimentos para financiar su labor de búsqueda y la vez conseguir una mayor empatía de la población.

“También se pensó en un proyecto de resistencia y sabemos que a lo largo de esta lucha de 13 años nuestros recursos se han visto muy aminorados y hay familias que también pudieran verlo como un trabajo y vender cosas”.