Desconocidos dejan mensajes en “Árbol de la Esperanza”; gobierno de Coahuila los retira

El fin semana pasado las familias se percataron  que las fotografías tenían leyendas como “muerto”, “vivo” y “no sé si vivirá”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Saltillo, Coahuila.- Un día antes al Día de las Madres, el cual no se celebra por muchas mujeres que tienen a sus hijos e hijas desaparecidas, el gobierno de Miguel Ángel Riquelme Solís retiró las imágenes de sus seres queridos del Memorial que levantaron en la Plaza de Armas de Saltillo y, tras las críticas recibidas, las instaló de nuevo pero borrando evidencias de mensajes que dejaron desconocidos.

El fin de semana pasado las familias se percataron  que las fotografías tenían leyendas como “muerto”, “vivo” y “no sé si vivirá”.

Rosa Angélica García Saucedo, quien notó lo ocurrido y buscó la imagen de su hijo Jaime César Alvarez García, quien desapareció desde el 2012 en Piedras Negras, pero no fue vandalizada como varias, entre ellas las de una mujer.

“Alguien quiso dar un mensaje porque lo que escribieron fue en algunas de las fotografías y no estaban todas juntas”, dijo la integrante de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila.

Estos hechos acontecieron dos días antes que el gobierno de Riquelme Solís decidiera retirar las fotografías del Memorial, lo que provocó varias críticas e inconformidades de las familias que consideran un acto de represión contra sus demandas.

Por la tarde del lunes se volvieron a colocar las imágenes, pero fueron cambiadas las de 5 hombres y una mujer dónde se escribieron las citadas leyendas.

De acuerdo con las familias, fueron notificadas que no se trató de un acto de intimidación sino que pretenden resguardar el material, debido a la concentración que se llevaría a cabo en la Plaza de Armas por los festejos del Día de las Madres.

Para García Saucedo la acción gubernamental significa que ellos como autoridad conocen los mensajes que dejaron los desconocidos, y corresponde a la Fiscalía General del Estado empezar con las investigaciones, ya que no sólo es una falta de respeto sino que se considera que dejaron en claro mensaje del estatus que guardan esas personas.